lunes, 11 de junio de 2007

Inocencia robada...



Era un dulce niño, tan dulce como puede serlo cualquiera, pero a diferencia de muchos, fue creciendo en un mal ambiente.

Su madre, una joven e incauta joven campesina de 14 años, huérfana de pequeña y criada por una viejita de buena voluntad de su pueblito natal, se casó con un capitalino vividor, 15 años mayor que la puso a trabajar como doméstica para mantenerlo, prácticamente trabajó hasta el día del parto. De ella se puede decir que fue "formada" por él, así que sólo aprendió que él era el rey de la casa, que su niño y las cuatro pequeñas que vinieron con los años no tenían importancia en ese hogar, si recibieron amor, no fue de sus padres. Así creció Luisito, recibiendo sólo malos tratos, como aquella mañana que sus vecinos lo encontraron acurrucado en un montón de arena, todo mojado y entumido, porque sus padres no habían tolerado su llanto y lo echaron durante la noche al patio en plena tormenta.

Las salidas con su padre eran contadas, y cuando salía con él, era sólo de noche, para que le ayudara a robar letreros en locales comerciales que luego éste repintaba y los utilizaba para promover un gimnasio que estaba creando.

Así las cosas, sólo fue aprendiendo cosas malas y, como parece que lo negativo sigue a personas en estas circunstancias, sus juntas ya no eran los niños del barrio, sino pandilleros y delincuentes de otros lugares, por lo que se fue transformando en eso, en un delincuente. Con ello también llegó la droga, primero la marihuana y, después las otras, es que, de alguna manera había que olvidar lo de casa, como cuando tenía 10 años y, su padre le dio una paliza a su madre para que recibiera en casa a su amante, a su vez embarazada y, metió a las dos en la misma habitación. Después llegaron otros 5 hermanastros, que sí fueron tratados con amor, incluso el de su propia madre que fue madrina de uno de ellos.

Por eso huía de toda esa pudrición refugiándose en sus malos amigos y las drogas, se transformó en leyenda, ya casi todos sus vecinos le temían, porque ya había caído tan bajo que les robaba a ellos mismos para comprar la maldita pasta base que a parte de todo ya le había consumido no sólo su cerebro sino también su cuerpo. Los que no le temían y que aún le querían trataban de ayudarlo pero a él no le interesaba nada ¡cómo se puede ayudar a alguien si él no se deja!

Una tarde de Agosto de 1998 salió con rumbo desconocido, pasaron y pasaron los días y no apareció; solía desaparecer, pero siempre al cabo de 2 o 3 días aparecía de nuevo, ahora incluso pasaron meses, hasta que una mañana, en Noviembre de 1999, haciendo trámites en el Registro Civil, a su padre le entregan su certificado de defunción ¡llevaba más de un año en el Instituto Médico Legal!

Según se supo, por las fechas en que desapareció, se había ido con sus compinches a cometer sus fechorías y, tal parece que no quedando conformes con el reparto del botín, le amarraron sus manos con alambres y lo lanzaron a un canal, donde se ahogó.


Hoy, 11 de Junio de 2007 habría cumplido 36 años...


Luisito,te doy las gracias porque se que a mí y a los míos nunca nos hiciste nada, más bien nos protegiste y, te pido perdón si pudimos haber hecho más por tí y no lo supimos hacer...

Vaya mi oración para ti, sé que donde quiera que estés ya estás en paz...





· "Cartel de droga", Luis Monje.

10 comentarios:

Doctor dijo...

Mmmm fascinante blog.

Saludos del Doctor, Crítico insolente de Blogs

http://elburladordemitos.blogspot.com/

princess olie dijo...

Triste la historia que relatas...

¡Tantas personas que pasan por la
vida
como suaves motas de algodón:
pocos las sienten!

Pero igual dejan una leve huella
en el alma de quienes las
apreciaron...
y esa marca no se borra, jamás.

Para tu consuelo,
no hay dudas que está en el Cielo
y un ángel lo mima
con el más puro amor de Dios.

Cariños:

olie

Kadannek dijo...

Saludos!
Qué maravilla...Real y sinceramente conmovedor.
Lo que más rescato es que sabes pedir PERDÓN!

Me encantó.

Os invito a participar en LA PAPELERA: http://papelera.forogratis.us/
(constamos con secciones nuevas)

Mis Nuevos Aires dijo...

que pena.. sobre todo en el norte que vi tantos amigos caer en la maldita pasta base..
Claro que está mejor donde quiera que este..
y tu nos dejas con este lindo escrito que hace que cuidemos cada dia mas a los nuestros..

Besotes.. gracias por el saludito de Santo!

FÈNIX dijo...

mi querida Cardo: es una pena, muchos son los que entran a esa vida, pero pocos son los que salen,
tienes razòn, como decimos acà, al perro mas flaco se le cargan todas las pulgas, somos consecuencia de una sociedad que no sabe o no quiere entender.
No creo que tengas que pedir perdòn amiga, tal vez el buscaba eso... la muerte, que historia tan conocida para mì.

un saludo y un beso amiga.

p.d. tocando a las puertas del cielo, que linda canciòn, me gusta muchisimo.

Maese dijo...

El refugio a los malos tratos y descuidos de seres queridos para con uno siempre llevarán a callejones sin salida. Es una pena que así sea. Todo el que quiera ser ayudado deberá poner mucho de su parte y en verdad querer salir de ese ambiente. Tú no tienes culpa de nada.
Gracias por los bechotes CORAZÓN

Águila libre dijo...

Hola: que triste historia, pero pasa tantas veces, los hogares sin amor, el desamparo lleva muchas veces a caer en la maldita droga y no todos son capaces de salir de ahi.

El descansa en paz ahora, tuvo una muerte muy penosa, pero si estoy segura que ahora vive en la paz y tranquilidad que no tuvo aca.

Me quedé con la impresión que lo conoces y harto????

Un fuerte abrazo,

María Paz

Cardo dijo...

Doctor: Gracias por la visita.
············································

Olie: Triste en verdad y real como la vida misma. ¿Sabes? tengo consuelo desde que su cuerpo apareció, porque en ese momento supe que ya estaba en paz y gozando de la Presencia Divina.
Cariños para tí!!!

·············································

Kadannek: Gracias, no se si sé hacerlo, al menos lo intento...
Saludos!!!

···········································

Clau: Realmente es una maldita plaga que desgraciadamente se ve en todas partes.Y sí, dar cariño y atención a los nuestros es esencial, pero tristemente muchos no lo hacen.
Gracias por tu visita y no tienes nada que agradecer.
Cariños!!!

···········································

Fénix: Sé que son pocos los que salen, por eso te admiro tanto.
Para la sociedad es como si esto no ocurriera, es más fácil volver la vista para no ver.
Sé que no tengo que pedir perdón, pero a veces uno se pregunta si no pudo haber hecho algo más...
Cariñosos saludos!!!

···········································

Maese: Es muy triste realmente, además, como dices, es difícil ayudar a quien sólo busca autodestruirse...
Sé que no tengo culpa, pero siempre queda la inquietud de haber podido hacer algo más...
Bechotes y más bechotes para tí!!! (Me encantó eso de CORAZÓN, jijiji)

···········································

Paycita: Sí, hablo desde el profundo conocimiento: era mi vecino, nació cuando yo tenía 4 años ¡y fue el primer bebé que tomé en brazos! Fué muy cercano a mi casa, era regalón de mis padres, Uffff! Hay tanto más que podría contar, de lo bueno y lo malo.Daría para varios post la verdad.

Abracitos y cariños para tí!!!

Mis Nuevos Aires dijo...

Te deje algo en mi blog... no me odiesssssssssssss, los dias de lluvia me ponen algo ociosa :p

Bichito de luz dijo...

¡hay vidas tan infelices!, ¡tan drámaticas! ¡duro más duro! si realmente el destino existiese pues nada sería efectivo para torcerlo.


Abracitosss