miércoles, 2 de mayo de 2007

Altazor

...Mi paracaídas empezó a caer

vertiginosamente.

Tal es la fuerza de atracción de la

muerte y del sepulcro abierto.

Podéis creerlo, la tumba tiene más

poder que los ojos de la amada. La


tumba abierta con todos sus imanes. Y esto te lo digo

a tí, a tí que cuando sonríes haces pensar en el

comienzo del mundo.

*Vicente Huidobro, fragmento, Prefacio "Altazor"

3 comentarios:

fenix dijo...

Buen texto, cuanta adrenalina deberan soltar quienes se lanzan en paracaìdas.Un reto a la muerte en definitiva.

un saludo.

Águila libre dijo...

Hola: fabuloso Vicente Huidobro, y la foto, que linda, no siento en ella la muerte, siento la libertad desplegada para un solo ser, quien lo vive en en momento.

Muchos cariños,

María Paz

Mis Nuevos Aires dijo...

Hola! la verdad es que vicente huidobro es increible..
sentirse en un paracaidas debe ser la sensaciòn mas extrema que uno puede vivir.. es como estar a pasos de la muerte y con la libertad màxima..
Cariños!